sábado, 31 de marzo de 2007

ABEL FEU: Futbolista

Una vez más, agradezco a los amigos de El coloquio de los perros (que, por cierto, acaban de sacar un -estupendo- nuevo número) el descubrimiento de poetas que hasta ahora no habían llegado ante mis ojos. Entre ellos, me ha sorprendidola espontaneidad del poeta Abel Feu.
Umberto Boccioni: "Dinamismo de un jugador de fútbol", 1913

FUTBOLISTA
Abel Feu

Si lo hubiera sabido, futbolista.


Un deportivo hortera y una rubia
todavía más hortera a la salida
de los entrenamientos. Un pendiente
en la orejita izquierda y el flequillo
tenaz que cae y cae sobre mis ojos
y yo aparto —¡qué tío!— con ese gesto
que hasta imitan los niños...
En fin, vida
vidorra, anuncios, goles, entrevistas,
vaya mansión, autógrafos y etcétera...


Lo juro: futbolista. No estos versos
ramplones y prosaicos. No estos años
cabrones. Ni las suposiciones. Ni esperar
a que nunca pase nada...


Y no
poeta, no, ¡no!, no poeta sobre todo,
cualquier cosa antes que este camelo
que mira a lo que lleva: a lamentarse mucho
de uno mismo, a exhibir trapos sucios,
a este strip-tease grotesco, qué vergüenza.

No hay comentarios: