viernes, 2 de enero de 2009

CACTUS



CACTUS
David Hidalgo Vernalte

Con feroz geometría en sus espinas,
yergue altivo lo verde de su talle,
erizando su piel para que estalle
su carne vegetal por las esquinas,

formando en sus aristas guillotinas
que alejan hasta el aire de la calle,
como garras que esperan a que falle
la presa, descuidada en sus rutinas.

Elige soledad, quietud alerta
que protege del mundo su agonía
abrazando silencios a puñados.

La soledad en pie, la voz desierta,
soledad vertical a sangre fría,
vertical soledad de los ahorcados.

4 comentarios:

MA dijo...

Define muy bien la personalidad de todo tipo de cactus, humano y vegetal. Por cierto... son las únicas plantas que me sobreviven.

Feliz Noche de Reyes

David dijo...

A mí ni los cactus me sobreviven...

selu dijo...

Es una satisfacción cruzarse por ahí con buenos sonetistas hoy que el soneto parece tan en desuso, tan castigado, tan primitivo.

Enhorabuena. Me parecen especialmente brillantes las aliteraciones del último terceto y eso de "soledad vertical a sangre fría".

David dijo...

Se agradece, Selu.