miércoles, 6 de mayo de 2009

PEDRO SORIANO canta VARIOS (D)EFECTOS AL AMOR


Hace un par de años, el cantautor Pedro Soriano, andaluz afincado en Alemania, se ponía en contacto conmigo para ponerle música a uno de mis sonetos, en concreto el titulado "Varios (d)efectos al amor".
Poco después aparecería el disco que bajo el título "La plaza humana" reunía a un gran número de poetas granadinos de ayer y de hoy, entre los que me honra figurar. En el disco se pueden escuchar versiones musicales de Javier Benítez, Alfonso Salazar, Jorge Fernández Bustos, Marga Blanco, Ernesto Pérez Zúñiga, Ramón Repiso, Belén Sánchez, Pepe Ramos y un servidor, junto a los ya clásicos Javier Egea y Luis García Montero y José Luis García Rúa.


Descubro ahora una versión en vídeo del poema que podéis escuchar aquí:




Curiosamente, acabo de descubrir que este poema aparece también en la Biblioteca del Soneto que ha antologado Ramón García González para la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Por otra parte, la página mexicana Artemis acaba de seleccionar el mismo texto para una antología que reflexiona sobre la herencia formal del soneto en las últimas generaciones poéticas.
Curiosa la larga vida de este soneto que sólo pretendía ser un entretenimiento, una parodia sin malicia del famoso soneto lopesco. He aquí, de nuevo:

VARIOS (D)EFECTOS AL AMOR
David Hidalgo Vernalte

El amor es usar desodorante,
peinarte bien, plancharte la camisa,
dar al espejo tu mejor sonrisa,
bajar las escaleras galopante;

con bombones o flores por delante
parecer puntual, llegar con prisa,
esperarla, salir, tirar de visa
en el cine, en el pub y el restaurante;

recibir por la noche tu castigo:
un beso en la mejilla: eres su amigo,
desear que un cuchillo se te clave,

maldecir amistades tan fraternas
y volver con el rabo entre las piernas.
Esto es Amor, quien lo probó, lo sabe.


Y, ahora, el de Lope, uno de mis autores líricos favoritos, con, posiblemente,uno de los mejores sonetos de todos los tiempos:

VARIOS EFECTOS AL AMOR
Lope de Vega

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, moral, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde, animoso,

No hallar, fuera del bien, centro y reposo;
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satesfecho, ofendido, receloso,

Huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor suave,
olvidar el provecho, amar el daño;

Creer que un cielo en un infierno cabe,
dar a la vida y el alma un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.

10 comentarios:

MA dijo...

Sin palabras...
Bueno, a riesgo de decir un idiotez, y en estado de embriaguez sonetil, tengo que reconocer que los sonetos deben estimular alguna zona de mi cerebro relacionada con los centros del placer porque me producen una sensación burbujeante.

David dijo...

Pues ya somos dos.
No sé por qué, pero los sonetos me producen una sensación especial.

angie dijo...

enhorabuena por haber dado (más) palabras a la música

MA dijo...

¡Una pena que yo no sepa hacerlos!

David dijo...

¿Cómo que no, Ma? ¡Todo es ponerse!

Sergio B. Landrove. dijo...

Un soneto magnífico, una ecelente canción. ¡Enhorabuena!

Yo creo que esa sensación especial se esconde tras el reto del ritmo y la rima tan tasada.

Un abrazo.

Ana Paquita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana Paquita dijo...

Tú dices:
"esto es Amor, quien lo probó, lo sabe"

Yo me atrevo a decir:
"esto es poesia, quien te lee, lo sabe"


Continua escribiendo.

Saludos.

17 noviembre, 2009 00:30

David dijo...

Gracias, Ana Paquita.
Un placer leerte por aquí

Ana Paquita dijo...

David vuelvo a visitarte, lo cierto es que lo hago asiduamente, y en cada ocasión te voy descubriendo un poco más. Hecho que me lleva a desear leer y seguir queriendo entrar en éste tu mundo más personal.

Envidio tu habilidad para trasmirir y tu creatividad.
Continua.